21 Oct 2017

Uno de los temas que más angustia a las mamás es el sueño en los primeros meses de vida.

En cuanto a este tema existen muchísimas posturas y criterios diferentes que ofrecen estrategias para lograr establecer un patrón de sueño prolongado que le permita a los padres descansar y dormir durante toda la noche.

Es muy importante iniciar contándoles que cuando hablamos de patrones de sueño, cada bebé es diferente y no podemos esperar que ni siquiera gemelos idénticos tengan las mismas necesidades en este aspecto. Es común que los bebés recién nacidos duerman alrededor de 15 o 16 horas en un día, pero algunos duermen apenas unas 12 horas y otros unas 19 horas.

Se ha comprobado que la carencia de sueño causa cansancio, dificultad para concentrarse, irritabilidad, facilidad de frustración y dificultad para modular los impulsos y las emociones, por esto es importante respetar estos espacios de sueño de nuestros bebes y propiciarlos de una manera tranquila y sana. A continuación, les enumeramos una serie de Tips que esperamos les puedan ayudar en este proceso.

  1. Desarrollar un ritual para irse a la cama. Resulta ideal que unos minutos antes podamos hacer actividades agradables tales como comer, bañarse, cantar y leer o contar cuentos para que el bebe se relaje e identifique que se acerca el momento de descanso. De esta manera con la rutina estamos anticipando a nuestros hijos y ellos sabrán que esperar y a qué prepararse.
  2. Los padres deben intentar llevar a los niños a la cama cuando están somnolientos pero antes de que se queden dormidos, ya que esto puede ayudar a desarrollar aptitudes para calmarse a sí mismos. Esto es importante ya que cuando se despiertan en la noche pueden ser capaces de volverse a dormir sin necesidad de la presencia del adulto.
  3. Es fundamental entender que no todos los que duermen hoy dormirán mañana. Los bebés que duermen bien al principio no siempre continuarán durmiendo bien al crecer. El patrón de sueño puede variar y es importante comprender que es parte de su desarrollo.
  4. Permítele al bebé dormir cuando quiera. Durante los primeros meses es fundamental no forzar al bebé a dormir según algún horario, sino dejarlo dormir en los momentos que él sienta sueño y desee descansar debido a que los bebés recién nacidos no tienen un patrón regular de sueño y no se recomienda establecerlo durante esos primeros meses de vida.

 

5. Como mamá o cuidador, trata de aprovechar el tiempo en que tu bebe descansa para descansar o para organizar los elementos de su cuidado. Ten paciencia con sus hábitos de dormir pues normalmente no van a la par de los de los adultos.

6.Trata de ser calmada y amable, en todo el proceso de dormida. A veces mantener la paciencia es difícil pero funcionara un poco mejor si los adultos estamos tranquilos y le ofrecemos soluciones al bebe en vez de mostrarnos descontrolados e irritables.

7. Si el bebé despierta en la noche, trata de mantenerlo en cama. Trata de volver a empezar el ritual o hacer algo calmante, como sobarle suavemente, o hablarle calladamente, hasta que se duerma.

8. Es completamente normal que los bebés recién nacidos duerman más horas durante el día que las que duermen en la noche.

9. Finalmente algo que no puede olvidarse son las pautas a seguir para evitar el Síndrome de Muerte Subita las cuales son, acostar al bebe boca-arriba, asegúrese de que no haya almohadas, cobijas, peluches u otros elementos que puedan sofocar al bebé al momento de estar dormido, usar ropa apropiada para la edad y el clima del espacio.

 

¡Esperamos que alguna de estas recomendaciones les pueda servir!!
Escríbenos cualquier duda o comentario