02 Jul 2020

¿Te sientes asustada al dejar a tus hijos en las manos de otra persona? ¡No te preocupes! Esta sensación es totalmente normal. ¡A todos los padres nos pasa!

Es importante resaltar que estas situaciones pueden generar mucho estrés y ansiedad para todas las personas del hogar. Es inevitable sentir un montón de emociones encontradas, pero cuándo elegimos una persona valiosa y responsable que nos apoye en esta tarea, todo vuelve a la tranquilidad. 

Los abuelos siempre son un buen salvavidas para los padres cuando necesitan un cuidado rápido para sus hijos. Sin embargo, cuando se trata de educar y mantener la firmeza pueden encontrarse algunas contradicciones. 

Entonces, ¿con quién dejarlos? ¿Cómo sabremos si podemos confiar? Es por eso que hoy queremos ayudarte en este proceso de adaptación, para que, en primer lugar, tu hijo se sienta cómodo y, por el otro lado, para que tú, como madre o padre, sientas tranquilidad y seguridad. ¡Empecemos!

¿Es mejor si los cuida un profesional o si están con un familiar?

Lo ideal para estos casos en el que la educación es primordial, es contar con una persona con conocimientos en pedagogía y que, además, conozca de los procesos de desarrollo en los niños. Esta persona se encargará de darle todos los recursos para que el niño viva nuevas experiencias y aprendizajes en su entorno de manera natural y efectiva. 

Contar con un profesional del cuidado infantil es tener plena seguridad de que sabremos que los conflictos entre hermanos van a ser solucionados; los deberes del colegio, realizados; las rutinas establecidas, serán cumplidas; entre otros.

El vínculo de confianza

Si no cuentas con tus familiares o amigos y decides contratar una niñera, es hora de abrirte a conocer nuevas personas y permitirte confiar. Elegir una niñera es casi igual que elegir el colegio. No debes escoger a alguien a la ligera. Por eso, aquí te dejamos algunas de las características que debe de tener esa persona perfecta para cuidar a tus hijos: 

  • Procura buscar una profesional que haya tenido experiencia cuidando niños previamente.
  • Busca alguien que sepa cómo actuar ante los retos que se presentan con los niños como: pataletas, peleas entre hermanos, temas de alimentación, etc.
  • Revisa que la persona tenga pleno conocimiento sobre cómo fortalecer y potenciar las habilidades de tu hijo según la edad. 
  • Es clave que conozca las posibilidades de aprendizaje que tienen los niños a través de ciertas actividades de estimulación, tanto cognitiva como físicamente.
  • Procura que sea flexible, una persona que se adapte bien a las rutinas de tu hijo. 
  • Y siempre busca una persona que sea simpática, cariñosa y amable.

¿Debo hacer algo antes de dejarlo con la niñera?

¡Claro que sí! Estás a cargo de mediar los primeros pasos de esa relación para que tus hijos se sientan tranquilos. Hay dos puntos fundamentales que debes tratar antes de dejarlo en manos de una niñera o familiar: 

  1. Conversa con la persona sobre tus expectativas, las normas y las reglas que tienen en casa. De esta manera, evitarás que se creen nuevo hábitos que después van a ser difíciles de controlar.
  2. Habla con tus hijos sobre la persona que los va cuidar. Independientemente de que sea un conocido o una nueva niñera, ellos deben saber que van a quedar al cuidado de alguien más y que deben cooperar para que este tiempo sea lo más agradable posible.

Y, como último consejo, evita sentir culpa por dejarlo en manos de alguien más por atender tus obligaciones; con seguridad la presencia de esta persona será de gran apoyo para el proceso educativa de tu hijo.

Recuerda: el mejor indicador de que tienes una buena niñera siempre será tu hijo, pues tienen la sorprendente capacidad de transmitir y hacer saber su bienestar y salud. 

Si tienes dudas sobre cómo debe ser tu niñera ideal, déjanos tus preguntas en la sección de comentarios y pronto estaremos en contacto.

Post a comment