02 Sep 2020

¡Llegó el momento! ¡Se llegó la hora! Es tiempo de preguntarnos, como padres, ¿qué metodología de educación aplicaremos en nuestros hijos? Si esta pregunta aún te pone nervioso, puede ser porque pones en duda los métodos tradicionales de educación que se extralimitan en autoridad, o en flexibilidad, y buscas algo más adecuado para tus hijos.

Es momento entonces de hablar de dos temas que en Kanguritos nos apasionan: disciplina positiva y las ventanas de oportunidad del cerebro. Todo parte de la necesidad de erradicar de la educación infantil el empleo de disciplinas punitivas basadas en el castigo severo, que sabemos que provocan efectos adversos en los niños. Y también aquellas que toman una posición flexible y permisiva frente a los comportamientos negativos de nuestros hijos, provocando efectos no deseados a futuro.

¿Qué es la disciplina positiva?

¡Sin duda, tus hijos van a progresar en su estudio! Tener una profesora en casa significa tener una orientación y apoyo constante. Esto le da la oportunidad a tus hijos de profundizar en temas que aún no comprenden del todo con el fin de resolver dudas y perfeccionar su conocimiento. 

También ayuda a reforzar esas materias en las que tus hijos tienen debilidades (o que no prefieren), motivándolos y enseñándoles técnicas de estudio efectivas. 

Es una forma más efectiva de enseñar.

Esta metodología se basa en el respeto mutuo, la amabilidad, la comprensión y la firmeza. La disciplina positiva favorece al desarrollo emocional de los niños y refuerza vínculos afectivos con sus padres. Así lo definió Jane Nelsen, doctora en psicología educativa, quien ha logrado expandir su propuesta por todos los continentes.

Desde entonces, se ha venido manejando una serie de recomendaciones y técnicas que, a partir del libro publicado por Nelsen, son muy utilizadas por docentes, profesores en casa y padres de familia. 

El objetivo de la disciplina positiva es hacer que nuestros hijos sepan comportarse y actúen de manera responsable sin perder la felicidad que los caracteriza. ¡Vamos a ver algunas técnicas!

Pregunta en vez de dar órdenes

. ¿Qué sigue después de la comida? ¿Qué hacemos antes de dormir? ¿Qué hacemos después de jugar? Con preguntar en vez de dar órdenes nos aseguramos de que el niño conozca la respuesta, lo invitamos a pensar, a estar activo en las decisiones y lo más maravilloso de todo este proceso, es que al él o ella dar la respuesta a nuestras preguntas los involucramos directamente con la tarea y la cooperación resulta ser inmediata.

Avisar con antelación o también conocida como anticipación

Durante el desarrollo de actividades con los niños, lo más recomendable es ir preparándolos para lo que se viene una vez terminada esa actividad. “Recuerda que después de que terminemos de jugar hay que dejar ordenado el lugar”. De esta manera los niños saben qué estamos esperando de ellos y puedan tener claridad sobre cómo deben actuar.

Establecer rutinas

Aquí puedes dejar volar la creatividad e imaginación para establecer rutinas con nuestros hijos. Podemos hacer un calendario interactivo que esté ubicado en un lugar importante y visible y poner las actividades del día en él. De esta manera sabrá qué es lo que debe hacer y su día tendrá estructura y orden que son fundamentales durante los primeros años de vida.

Tener autocontrol

En los momentos más tensos que se vivan con los niños, lo más recomendable es mantener la calma. Recuerda que se trata de educar con el modelo y el ejemplo y pensar en que no se debe hacer delante del niño aquello que no queremos que ellos hagan después. Sabemos que este punto es un reto enorme pero más adelante les daremos algunos tips sobre como mantener la calma en momentos difíciles con nuestros hijos.

Deja que tomen decisiones

Puedes ir dándoles libertades de manera gradual y dejar que tomen sus propias decisiones: ¿prefieres lavarte los dientes antes o después de ponerte la pijama? ¿Quieres huevo con arepa o pancakes de desayuno? ¿Quieres ponerte esta camisa amarilla o la verde?

Por supuesto que las técnicas de disciplina positiva son muchísimas e irán variando de acuerdo a la edad así que a este tema volveremos pronto!

Ventanas de oportunidades

Las ventanas de oportunidades nos indican cuál es el momento adecuado en que los niños están preparados para aprender ciertas habilidades. Manejo de emociones, desarrollo de lenguaje, desarrollo motor, sensibilidad musical, etc.

Te invitamos a que descargues el siguiente contenido con el que puedes ampliar toda la información sobre las ventanas de oportunidades que preparamos para esta especial etapa en la educación de nuestros pequeños:

3 tips para aprovechar las ventanas de oportunidad en el cerebro